Consíguete una vida!

Vivir sin apego.

Vivir tu vida significa cuidarte a ti mismo; tener la responsabilidad no sólo de vivir la vida, sino de conducirla.

El cuidado de uno mismo es una actitud de respeto mutuo. Significa aprender a vivir nuestras vidas responsablemente. Significa permitir a los demás que vivan su vida como ellos elijan siempre y cuando no interfieran con nuestras decisiones de vivir como hemos elegido hacerlo. Cuidar de nosotros mismos no es tan egoísta como muchas personas asumen que es, pero tampoco es tan “no egoísta” como muchos codependientes creen.

Tienes la responsabilidad de atender tu bienestar espiritual, emocional, físico y económico.

Eres responsable de tus necesidades y deseos. No mereces ni debes tolerar el abuso ni el maltrato constante. Tienes derechos, y es tu responsabilidad reclamar esos derechos. Las decisiones que tomes y la manera como te conduzcas reflejarán tu alta autoestima.

También tendrás en cuenta los derechos de los que te rodean, el derecho de vivir sus vidas como ellos quieran. No tienes por qué imponerte sobre el derecho de los demás a cuidar de ellos mismos, y ellos tampoco tienen el derecho de imponerse por encima de tus derechos.

Cuidar de nosotros mismos es un arte, y este arte implica una idea fundamental que es extraña para muchos: darnos lo que necesitamos.

Si tienes alguna duda o te interesa tratar algún tema en concreto puedes contactar conmigo por teléfono o correo electrónico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *